Astenia primaveral

2 Comentarios

La astenia primaveral es la responsable principal de que cuando llega la primavera (es decir…¡ahora!) te sientas extremadamente cansada, sin mucho apetito y con dificultad para concentrarte . Se trata de un trastorno que afecta al 2% de la población, pero que no reviste de mayor gravedad, ya que se suele pasar solo al cabo de un par de semanas.

Sin embargo, es bastante incómodo, porque te notas fatigada e incapaz de seguir tu ritmo habitual. Hay ciertos hábitos que pueden prevenir (o en su defecto paliar) la astenia primaveral, para que te sientas al 100%. ¿Quieres saber cuáles son?

El mejor tratamiento para la astenia primaveral es la prevención con hábitos saludables, y conviene no esperar a sentirnos débiles para empezar a cuidarnos un poco más. Además, la astenia primaveral suele verse acompañada por una baja en las defensas, por lo que es esencial cuidar la alimentación para ayudar a nuestro sistema inmune.

Aquí te dejo una lista de consejos para prevenir y combatir la astenia primaveral:

  • Respeta tus 8 horas de sueño, tratando de acostarte y levantarte siempre a las mismas horas (más o menos).
  • Continúa realizando actividad física moderada (aunque el cansancio hace que apetezca menos, conviene no abandonarse en el sofá, pues eso hará que nos síntamos todavía más cansados y menos animados).
  • Sal a la calle y deja que te de el sol. El sol hace que te sientas más animado y con mayor energía.
  • Trata de hacer 5 comidas al día.
  • Elige alimentos ricos en vitaminas y minerales (para esto, lo mejor es seguir una dieta variada y equilibrada, muy rica en vegetales y fruta).
  • Haz desayunos fuertes, que consten de fruta, lácteos y sobre todo, hidratos de carbono (tomar pano cereales te ayudará a comenzar el día con más energía).
  • Evita las bebidas con cafeína.
  • Cena al menos 2 horas antes de acostarte, para que tu digestión no interfiera con el sueño, y este sea de mayor calidad.
  • Mántente bien hidratado. Conviene tener siempre una botella de agua cerca, para poder beber si sientes sed.

Y un último consejo…¡no le des más importancia de la que tiene! Las astenia primaveral se suele pasar en un par de semanas y después uno vuelve a sentirse con sus niveles de energía de siempre.

¿Sueles sufrir la astenia primaveral?

Vía: Vidasana.es

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *