Ideas para llevar una camisa blanca

0 Comentarios

looks-con-camisa-blanca

Si eres de las que considera a las camisas blancas como un básico indispensable en tu estilismo pero quieres escapar de la rutina de llevarla siempre de la misma forma, te invitamos a que sigas leyendo esta entrada. Vamos a darte unos cuantos consejos para que puedas usar esta prenda en diferentes outfits con mucho estilo, tanto para ir de diario a trabajar como si buscas un look informal.

Diferentes estilismos con una camisa blanca

El total look en blanco es un estilo muy de verano que no debemos dejar de tener en cuenta, aunque también hay otras alternativas para usar como el negro de los zapatos y un collar también del mismo color con lo que el aspecto será estupendo. Otra idea para lucir la camisa blanca es acompañarla de una falda entallada en negro, muy del estilo working look.

De este estilo también contamos con otra propuesta muy interesante, sobre todo si se entra muy temprano a trabajar y las temperaturas son un poco frescas. Sobre la camisa podemos usar un jersey de verano con cuello de pico y mangas remangadas. El cuello puede ir abotonado al más puro estilo preppy o dejarlo abierto uno o dos botones, el look es igual de estupendo.

Sin volantes, chorreras o bordados, las camisas blancas lisas son ideales para combinarlas con una falda midi en tonos pastel, consiguiendo un look muy actual, aunque si queremos algo más arriesgado lo recomendable es utilizar unos zapatos de estilo masculino.

Otra forma de lucir correctamente una camisa blanca es acompañarla de pantalones palazzo o de campana, pero con colores y estampados atrevidos, para conseguir equilibrar el look debido a la sencillez de la camisa. Es obligatorio llevar la camisa metida por dentro del pantalón acompañada de un cinturón aunque se puede hacer la excepción si la camisa es corta por la cintura.

Cuando hablamos de esta prenda abarcamos todos los estilos de la misma, incluida la que no tiene mangas, como si se tratase de un chaleco, dejando patente que es una prenda tan versátil que soporta un gran número de estilismos diferentes. Si te animas por esta propuesta te recomendamos acompañarla de una falda midi estampada o unos vaqueros slim fit y como complemento, un maxi collar.

Por otro lado, el look black & White nunca pasa de moda y es otra de las opciones más sensatas para llevar una camisa blanca. Pantalones capri, bermudas, falda midi o con un poco de volumen serán los aliados perfectos para esta combinación.

Gracias a esta prenda básica, podremos vestir otras más arriesgadas dado que siempre nos aportará equilibrio en nuestro estilismo, como por ejemplo una maxi falda de rayas o estilo metálico. Es en estos casos en los que la camisa, además de aportar estilo, rebaja lo arriesgado que pueda ser nuestro estilismo.

No podíamos finalizar esta entrada sin hacer referencia a los vestidos camiseros, los cuales podemos llevar sueltos, con una lazada o un cinturón. ¿Te habrías imaginado que una camisa blanca tiene tantas posibilidades?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *