Ficha y fotos de los concursantes de Operación Triunfo 2008

0 Comentarios

Ayer se decidieron finalmente los concursantes de la nueva edición de Operación Triunfo, en una gala que no tuvo desperdicio. La emoción se mantuvo hasta el último momento, cuando los compañeros decidieron por un sólo punto de diferencia con Rubén (y dos con Juanjo) que Tania S entraba en la Academia.

Algunas nos quedamos con las ganas de ver un poco más a Jorge, el guaperas…pero no recibió ningún punto de sus compañeros, y Risto Mejide fue de lo más claro con perlitas como “parecías Ricky Martin con una sobredosis de helio”.Pero para que os aclaréis, y conozcáis un poco más a todos los concursantes de la edición de Operación Triunfo 2008. A continuación tenéis una ficha con foto de cada uno de los participantes:

 

Ana Isabel Dueñas, la primera de las concursantes tiene 22 años y estudia 4º de la ESO, además de cantar desde chiquitita. Se le recuerda por su atrevimiento con Risto, al que llamó “chupachups”. Como anécdota: trabajó en el circo. Una de sus pasiones es la danza, y el circo la reclamó por su experiencia en baile español.

Chipper Cooke. Tiene 34 años, es americano y no sabe ni papa de español, pero canta que es una maravilla (por mí puede pasarse toda la edición cantando en inglés si lo hace como en la primera gala). Además, lo siento como más cercano después de conocer su historia amorosa con pelos y señales. Su marido, un bombón, lo animaba desde el plató (al grito de ai loviu), y nos contaba que se conocieron en Osaka. Y se ha quedado sin luna de miel, el pobre, y tan contento con su sonrisa perenne. Uno de mis preferidos.

Esther Aranda Alonso. Tiene 22 años y trabaja en una tienda. La hija del Bisbal cincuentón (o cuarentón, soy mala con las edades) que ya parece un concursante más de Operación Triunfo. Nunca he visto a un padre “chochear” tanto por su hija. Y estoy segura de que no soy la única a la que esos dos les provoca una gran ternura.  No es la que más me gusta, pero quiero que ese hombre sea feliz.

Iván Santos Mora. Tiene 24 años y mucha gracia. Es majo, (hasta se puso rojo en el casting), y hay una razón por la cual lleva esa pinta de Jesucristo Superestar: trabajaba en un musical interpretando precisamente este personaje. Yo desde luego no vi a Risto ser tan generoso en sus palabras como con este chico al que dijo algo así como “aquí queremos que haya gente que quiera ser artista, no superviviente, y creo que tu has demostrado con tu actuación que quieres ser cantante”.

Manu Castellano Delgado. Es uno de los pequeños de la Academia ( y no sé si es por eso por lo que se pasa el día llorando). Tiene una voz impresionante, y es uno de los preferidos del jurado. Hasta le dieron un abrazo cuando lo vieron en el casting, y Risto le dijo “¡Por fin! Vete y vuelve pronto!”. Yo no le perdono que haya cantado Bohemian Rhapsody en los castings, pero eso es pesonal. El tío promete.

 

Miriam Segura Ruiz. Mimi, es la “miss” supertrabajadora de la Academia, dice que no deja nada para mañana y que los retos la animan. Es guapa, y poco más (siempre bajo mi punto de vista). Risto le dijo que para él “sería siempre Miss Melilla”, y nada más. El jurado no la incluyó en la Academia, pero sí los profesores.

Noelia Cano Vidal. Tiene 23 años y ha cantado en tres orquestas. Es muy alegre…o demasiado. Con toda la razón del mundo le dijo el jurado que no podía cantar “Besaré el suelo” de Luz Casal, con esa sonrisa plantada en la cara.

-Pablo López Jiménez. Tiene 24 años. Toca varios instrumentos, y canta bien (vamos, como todos), de hecho es músico, o sea, vive de ello. ¿La diferencia con los demás?, que se define como “creativo de la música”.

Patricia García Méndez. Patty. Tiene 26 años y es auxiliar de clínica. Es la madre del grupo (tiene un bebé de 8 meses). Me cae estupendamente. Tiene toda la pinta de habérselo currado más que nadie, y de merecer realmente esta oportunidad. Risto le dedicó alguna que otra perla a su look cuando se presentó el casting, y ella, ni corta ni perezosa se despidió del rubio platino (muy sensatamente). 

 José María Requena Camacho. Reke. Murciano de 23 años, y un noviazgo de más de 6 años a las espaldas. Dice que va a por todas. Poco más sé y poco más puedo decir, a mi no me gusta nada (para gustos colores).

David Ros Collados. Ros. Es el más pequeñín, tiene 16 años y estudia 4º de ESO. Dice que lo que más le preocupa es que es muy diferente a los demás. Y a mi es lo que más me gusta de él. Es genuino, diferente de verdad (no una imagen diferente proyectada con toda la intención). Es mi preferido. Porque tiene la voz más bonita de todas (bajo mi humilde punto de vista), sin necesidad de ninguna floritura. Y porque es un chaval normal. Viva la normalidad.

 

Rubén Muñoz Romero. Tiene 21 años y está soltero. Se le compara con Iker Casillas, y sí, es cierto que se aprece un montón (quitando esas cejas). De hecho me da que va a ser el guaperas de esta edición. Manu se tiró la gala llorando, pero el realmente tierno y sensible es Rubén. Había que verlo cuando hablaba de sus alumnos de tres años…se le caía la babilla al pobre. Dan ganas de abrazarlo. Aunque lo que yo creo es que debería ponerse ropa un par de tallas mayor. Entró en la Academia gracias a las votaciones del público.

Sandra Criado Machado. Tiene 24 años y es la mayor de 7 hermanos. Ha estudiado Historia del Arte, trabaja como peluquera a domicilio, y llora a moco tendido en las galas de televisión (por lo menos en esta). Se quedó chafadísima cuando el jurado le dijo que tenía dudas. Pero eso hizo especialmente emotiva su entrada: “lo siento, Sandra, no tendrás que presentarte a más castings”. 

Tania Gómez Ginfarre. Tiene 25 años. Se la recuerda, por ir al casting con su novia, aunque hay quien duda de si ésta no sería solo una amiga que le hacía el favor (no sé por qué hay que dudar, pero bueno). Cantó una canción de Nena Da Conte, decisión que Risto aprovechó para soltar una de sus frases: “Yo quiero que sigas los pasos de Mai Meneses, pero no tiunfar, si no ser la primera expulsada”.

Tania Sánchez González. Tiene 18 años y es sevillana de pura cepa. Se la conoce por la cancioncilla que cantaba en los castings. Aquello de “Do you remember? A revolcón with me”. Tiene mucho salero y mucha vitalidad, pero tuvo que ser salvada por sus compañeros, porque el jurado la dejó fuera (con razones de peso)

 

Virginia Maestro Díaz. La “gótica” de la Academia, según el jurado. Yo la llamo “la especial”. Tiene 25 años, y una belleza impresionante. Para Risto es un “producto acabado”, y hasta aseguró que le ponía “la piel de gallina” en el cásting. Lo que no me gusta de ella es que no me parece natural. Explota e intenta ser diferente constantemente, y eso es innecesario. Aún así es una de mis preferidas.  

 Fotos tomadas de Telecinco.es

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *