Prepara tu cuerpo y tu figura para la navidad

0 Comentarios

belleza para Navidad

Navidad siempre es un reto para la figura femenina, y es que las fiestas navideñas son unos días complicados porque queremos estar guapísimas, pero en Navidad vivimos rodeadas de excesos y tentaciones a todas horas, cenas y comidas copiosas que pueden ser la perdición, y es que un kilito de más o un volumen mal colocado pueden arruinar tu figura.

Pero tranquila no es nada que no podamos afrontar, a clave es prevenir antes que lamentar.

¿Por qué no te cuidas un poco más de la cuenta en noviembre y en los primeros días de diciembre? Tu cuerpo, y también tu piel, agradecerán estos pequeños cuidados extras. Tampoco se trata de que te hagas un tratamiento intensivo de belleza ni una dieta restrictiva sino que tengas un poco de cuidado!

Si sueles engordas durante las Navidades, ponte dieta sana y equilibrada dos semanas antes de Navidad. No debe ser un régimen estricto (hay que evitar el efecto yo-yo, si adelgazas mucho, engordarás más y fácilmente) sino que intenta comer equilibradamente evitando los dulces y las grasas malas.

Además de desintoxicar y depurar tu cuerpo, el aspecto de tu piel mejorará considerablemente. Todo un auténtico tratamiento de choque para aparecer resplandeciente en las fiestas que se te avecinan. La fruta y la verdura te aportará los nutrientes que tu piel necesita para lucir más bonita.

Puedes complementar estos días de mimos con una dosis extra de ejercicio físico con el objeto de que tu metabolismo se acelere y puedas quemar más fácilmente los azúcares y grasas que, de otra forma, se acumularían en tu cuerpo.

No descuides tu piel, además d mantener una alimentación sana y equilibrada es sencial que mantengas un hábito de higiene regular. Lo ideal es que también realices una limpieza de cutis, sobre todo si tienes alguna fiesta a la que debas asistir con aspecto impecable.

En cualquier salón de belleza te la harán. Pero si prefieres una limpieza casera que te saldrá baratísima, date primero un baño de vapor purificante con agua hervida, dejando que el vapor llegue a tu cara y cuello por espacio de unos diez minutos.

Luego, aplícate una exfoliante suave para terminar con una mascarilla cien por cien natural: la de clara de huevo o la de pepino son buenísimas. Posiblemente, debas también limpiar la zona de escote y espalda, ya que estas zonas de tu cuerpo estarán expuestas si vas a llevar en estos días algún traje de fiesta escotado, que además son lo más para estas fiestas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *