Trucos para deshincharse y adelgazar tras los excesos de la Navidad

0 Comentarios

adelgazar y deshinchase tras la Navidad

Si te sientes hinchada o has cogido 1 ó 2 kilitos tras los excesos de Navidad no busques soluciones milagro. Lo mejor es que introduzcas ciertos hábitos y alimentos saludables en tu dieta diaria. La clave para deshincharse está en conocer la causa.

Hay que tener en cuenta que una persona puede tener un exceso de volumen sin tener sobrepeso pero sí padecer retención de líquidos o estreñimiento y de ahí que sufra esa sensación de hinchazón que apenas se refleja en el peso.

El estreñimiento, los gases, la retención de líquidos, el síndrome presmestrual o la celulitis suelen ser la causa de ese exceso de volumen.

La solución está aumentar el consumo de alimentos diruéticos, reducir las grasas y la sal, además es fundamental tomar la fibra necesaria al igual que el agua.

Las verduras, frutas, cereales y hortalizas ayudarán a tu organismo a perder volumen, ya que no tienen grasas y te aportan con muy pocas calorás diversos nutrientes como vitaminas y minerales, además de agua y fibra, por lo que tienen un efecto saciante, depurativo y diurético.

Piña, pomelo, pepino, alcachofa, melón, lechuga, brécol, espárragos, fresas, espinacas, coliflor o manzana son claves para deshincharse y perder volumen y te ayudarán a acabar con la retención de líquidos y el estreñimiento.

Además de aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas, debes reducir el consumo de alimentos vacíos, que son los que tienen un bajo poder nutritivo, como los dulces, el alcohol, las golosinas o los fritos, puesto que como se suele decir “no alimentan” y lo peor es que aportan muchas grasas y calorías.

Tampoco deberías tomar bebidas o alimentos que te produzcan gases, como puede ser el caso de algunas hortalizas y las bebidas gaseadas.

La sal también hay que reducir su consumo, al igual que los picantes y excitantes, como el café y el té, ya que favorecen la retención de líquidos y la hinchazón de la tripa, así como las digestiones lentas.

Y algo que no puede faltar en todo plan de pérdida de volumen es el agua y tisanas. Bebe al menos dos litros diarios.

Si realmente te sobran unos kilos, lo mejor es olvidarse de las cifras y retomar los buenos hábitos alimenticios, como planificar menús saludables para la semana y retomar una actividad física (volver al gimnasio, a la piscina, salir a caminar o correr).

Y pasadas 2 ó 3 semanas ya podemos pesarnos para ver como estamos. Y a partir de ahí siguiendo el consejo de nuestro médico, podemos (si es necesario) comenzar un régimen de pérdida de peso.

Ten encuenta que volver a los hábitos saludables que incluyen una dieta sana y equilibrada conlleva un esfuerzo, es necesario organizar desayunos, comidas y cenas con antelación para llevar a cabo una alimentación variada en la que no nos pasemos con las cantidades.

A esto hay que sumarle ejercicio físico. No podemos olvidar que una buena alimentación debe ir acompañada de deporte ya que además de ayudarnos a mantenernos en nuestro peso o adelgazar, es fundamental para nuestra salud.

Debemos tomar mayor cantidad de frutas, verduras y pescado, ya que en general se consume muy poca cantidad y aportan valiosos nutrientes y pocas calorías. Y en cambio hay que reducir las pastas, legumbres, arroz y pan o los alimentos que suelen constituir los segundos platos, y no abusar de las carnes.

Además, también es recomendable reducir el consumo de refrescos y bebidas alcoholicas con alto contenido de calorías. También fundamental al retomar buenos hábitos no saltarse comidas y evitar el picoteo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *